Seguridad escolar

Suelos escuelas infantiles

Suelos infantiles

Para determinar las características comunes y concretas de los pavimentos de un centro destinado a la infancia de 0 a 3 años hay que tener en cuenta la estrecha relación de los niños de estas edades con el suelo,  las particularidades de las actividades programadas en cada espacio, el medio donde va instalado (interior o exterior),  el  eficaz mantenimiento e higiene, y las normativas vigentes.

Para reducir el riesgo de lesión, minimizar las consecuencias producidas por caídas, favorecer el desarrollo motriz y la adquisición de nuevas habilidades, así como el fomento de la higiene, los pavimentos han de cumplir los siguientes requisitos:

  • Ligeramente blandos de forma que amortigüe las previsibles caídas y minimice las consecuencias si llegan a producirse. El nivel de amortiguación y resistencia variará en función de la actividad desarrollada en cada entorno y del medio donde se encuentre. La Norma de referencia es la UNE-EN 1177:2009: Revestimientos de las superficies en las áreas de juego absorbedoras de impactos. Determinación de la altura de caída crítica.
  • Suelos continuos que eviten tropiezos por discontinuidad o elementos salientes.
  • Aislante térmico para evitar humedades y que otorguen confort y calidez a los niños.
  • Antideslizantes incluso en medio húmedo.
  • De fácil limpieza y desinfección: el continuo contacto del niño con el suelo exige de gran higiene.
  • Resistentes al uso y desgaste, favoreciendo el mantenimiento y la durabilidad de los mismos.
  • Otros conceptos relativos a la seguridad de las superficies son:
  • Todos los desniveles de terreno han de ser salvables para los niños, aquéllos que sean susceptibles de provocar caídas y/o riesgo de lesión por manipulación indebida, se deben acotar a la accesibilidad infantil.
  • Si existieran escalones en los espacios destinados a la infancia, éstos deberán ser sustituidos por rampas protegidas con material antideslizante.
  • Los zócalos y otros  ornamentos, pueden derivar en elementos traumatizantes y/o astillables, además de no favorecer la higiene de estos espacios, por lo que se han de evitar siempre y en el caso de existir proteger con dispositivos adecuados para evitar lesiones o minimizar las consecuencias de las mismas.
  • No deben existir revestimientos textiles, ya que son cúmulos de suciedad y fomentan las alergias.
  • En las instalaciones interiores, los requisitos de seguridad e higiene  se deben basar en el uso al que son destinadas:
  • En estancias de uso continuado infantil la calidez, el confort y la amortiguación serán prioritarias, el vinilo, en sus diferentes versiones (losas, rollo, etc.), cumple con todos los requisitos establecidos.
  • En los aseos y las zonas de cambio hay que fomentar la higiene y el antideslizamiento por encima de todo.
  • En las salas donde se realice la actividad de psicomotricidad debe prevalecer la amortiguación de impactos.
  • Las  instalaciones exteriores, contarán con diferentes pavimentos en función de las características de los elementos de juego y las actividades ofertadas (juegos de agua, areneros, césped, etc.), el caucho en sus diferentes grosores según Norma UNE-EN 1177:2009, es el pavimento más adecuado para la absorción de impactos, reduciendo los riesgos críticos por caída, y ofreciendo la calidez y el confort que los niños necesitan.

  ©      M Ángeles Miranda. Twitter @logieduca

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos sin citar la fuente

segurbaby.suelos escuelas infantiles
segurbaby. seguridad escolar
segurbaby.seguridad escuelas infantiles
Seguridad infantil