Seguridad infantil en el hogar

Lesiones infantiles por quemaduras

LESIONES POR QUEMADURAS

Entramos en un amplio campo de lesiones ya que por quemaduras debemos englobar las internas, externas, por fuego y las eléctricas, una lesión tan común como peligrosa, por lo que  anticiparnos a nuestros pequeños es la mejor medida de prevención.

Recomendación y medidas preventivas para evitar quemaduras en el hogar

  1. Prueba cualquier alimento o líquido caliente, removiéndolo bien antes de ofrecérselo al niño, cerciorándote que la temperatura es adecuada y homogénea.
  2. En la cocina sigue unos hábitos de seguridad sobre todo en presencia del pequeño. Cocinar en los fuegos internos y con los mangos alejados, además de colocar una protección que evite al pequeño acercarse al fuego y proteger los mandos, sobre todo si éstos son de gas. 
  3. No trasvasar ni transportar líquidos o alimentos calientes que se puedan verter encima del niño y no dejarlo entrar a la cocina hasta que el horno no queme, o bien proteger el horno de posibles quemaduras y manipulación infantil (debemos pensar que los bebés ven los electrodomésticos como algo fascinante, tiene luces, emite sonidos, reloj, calienta)
  4. No tomar alimentos o bebidas calientes con el pequeño en brazos.
  5. Llena la bañera primero con agua fría y después templarla con la caliente hasta obtener la temperatura deseada, utiliza un termómetro de baño que te la indique (36º)
  6. Protege todos los elementos como chimeneas, barbacoas, estufas de leña,…de forma que sean inaccesibles para el niño, además de la prevención de incendios. Evitar braseros para que el niño no se acerque, ni te sientes con él en brazos al lado de un brasero.
  7. Protege todas las fuentes que dan calor y luz a nuestro hogar. Radiadores, estufas y lámparas pueden provocar quemaduras en la delicada piel del bebé si éste los toca cuando están a pleno funcionamiento.
  8. Mantén a buen recaudo y no manipules cerillas, mecheros y demás artilugios de encendido delante del niño.
  9. Proteger al pequeño de radiaciones solares utilizando cremas de protección adecuadas, viseras y sombrillas y, sobre todo en los meses estivales con una buena sombra.
  10. Haz una revisión de toda la instalación eléctrica del hogar, así como de los aparatos de esta índole. Deja que esta labor la lleve a cabo un profesional, evitando así riesgos innecesarios.
  11. Evitar siempre el binomio electricidad + agua. No manipules ni utilices niño pequeños electrodomésticos cerca de bañeras, fregaderos, lavaderos, piscinas,etc., tampoco si tienes las manos mojadas o existe humedad en el suelo.
  12. No dejes que los niños jueguen a con estos útiles reales, aunque estén desenchufados. Utiliza los juguetes adecuados para tal fin.
  13. Protege tanto los aparatos como los cables, así como cualquier toma eléctrica con los protectores correctos para evitar que el niño introduzca sus deditos o cualquier material comunicante.
  14. Instala detectores de humo y extintores, estas protecciones son muy económicas y salvan muchas vidas.

 ©      M Ángeles Miranda. Twitter @logieduca

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos sin citar la fuente

segurbaby.seguridad infantil quemaduras
segurbaby.seguridad infantil quemaduras
segurbaby.seguridad infantil quemaduras
segurbaby.seguridad infantil quemaduras
Seguridad infantil