Blog

Rejas para ventanas ¿Son realmente seguras?

Seguimos un capítulo más de esta serie de seguridad infantil en ventanas y balcones, que, seguro que no es tan entretenida como la que estás viendo en tu plataforma preferida, pero, como la campaña #OjOVentanaAbierta, tiene un bonito propósito que es el de ¡salvar vidas!

Hoy os traemos un producto muy nuestro, muy de nuestros pueblos y después llevado a las ciudades, que ha sido protagonista de amores y desventuras en películas de otro siglo, que han inspirado a cantautores, a poetas, a pintores de diferentes épocas y hasta a los Hermanos Quintero (La reja: comedia en un acto y en prosa. 1897).

Y de la reja como producto de ¿seguridad? va a tratar el capítulo de hoy.

¡Empieza la sesión!

La poesía y el romanticismo de esta pieza, imprescindible e incuestionable hasta el siglo pasado como elemento arquitectónico de seguridad, ha dejado paso a una versión muy diferente. Argumento que vamos a desarrollar a continuación.

Qué seguridad nos aporta una reja tal y como la imaginas

La seguridad de que no pueden entrar los amigos de lo ajeno ha sido la principal causa por la que la reja ha tenido un hueco importante en nuestra historia. 

  • Con una reja se podía mantener las ventanas abiertas durante los días y las noches de sofocante calor, sin riesgo de que invadieran nuestra morada.
  • También era un salvavidas de nuestras pertenencias durante espacios de tiempo prolongados de ausencia.

Pertenencias. Nuestro tesoro. La palabra del deseo, la publicidad que nos aparta del foco importante: de la vida.

Así que, en un cambio de guion, tan necesario para unos y sorprendente para otros (aún hoy en día) llegó la prevención auténtica, la vida, la autoprotección, los planes de evacuación…

Los profesionales de la lucha contra el fuego, los bomberos, dieron la voz de alarma: ¡las rejas son ratoneras en un incendio!

Y así es, una reja no deja que un indeseable entre en nuestro hogar, ni que un peque salga cayendo al vacío, pero tampoco deja que podamos ser rescatados en caso de emergencia. 

Es literalmente un obstáculo en las vías de evacuación.

El Código Técnico de Edificación (que es el que rige las normas de edificación desde 2006), específica en el DB-SI 5 punto 2. Las fachadas a las que se hace referencia en el apartado 1.2 deben disponer de huecos que permitan el acceso desde el exterior al personal del servicio de extinción de incendios. No vamos a entrar en más detalles ni tecnicismos que nos hagan perder el hilo del capítulo, podéis ampliar información en este enlace.

En otra secuencia técnico/administrativa, debes saber que la instalación de rejas en el exterior, se considera alteración de fachada, por lo que normalmente se requiere de un permiso para ponerla.

Concluyendo esta parte de historia, normativa y otras legalidades menos románticas: si necesitas seguridad, así en general, y quieres poner rejas, asegúrate de que estas puedan abrirse y que no sean permanentes, porque tus pertenencias son muy importantes pero tu vida y la de los tuyos lo es mucho más.

En el caso específico que nos ocupa, que es la seguridad infantil, verás que varios de los tips que ilustran la campaña para evitar caídas desde ventanas y balcones #OjOVentanaAbierta, hacen referencia a las rejas y a que evites estos dispositivos si son de forma permanente, es decir, si no pueden abrirse o extraerse fácilmente en caso de emergencia.

Por eso, si prefieres una reja para proteger a tu bebé de caídas desde ventanas y balcones, ten en cuenta estos requisitos y especificaciones para conseguir tu objetivo sin detrimento de la seguridad de toda la familia en caso de emergencia:

  • La distancia entre barrotes no puede superar los 10 cm para evitar que tu peque se cuele o se pueda producir un atrapamiento de cabeza y cuello.
  • Debe contar con un sistema de seguridad que evite que tu peque pueda abrirlo. Un cierre que, por supuesto, también sea de fácil apertura por un adulto en caso de emergencia.
  • El sistema de anclaje debe soportar el peso y la fuerza de una persona para cumplir con su objetivo, en este caso el de evitar una caída.

Si recordáis el capítulo que destinamos a las redes de seguridad para ventanas, incidíamos mucho en que no todas las redes cuentan con la certificación de seguridad infantil y explicábamos los requisitos de estas. En el caso de las rejas de seguridad debes asegurar (valga la redundancia) que además de cumplir con el objetivo de evitar una caída infantil desde gran altura, cumpla también con la seguridad de toda la familia.

En segurbaby.com encontrarás un único modelo de reja de seguridad infantil para ventana, la única que cumple con estos requisitos. Válida para ventanas correderas, de muy sencilla instalación (de las de quita y pon), desmontable y, como no podría ser de otra manera, en ningún caso supone un obstáculo en la salida en caso de emergencia…Si es que en definitiva somos unos románticos y ¡nos encantan los finales felices! 

 

Pon límites a tus ventanas y balcones, pero no a la difusión que salva vidas. Gracias por difundir seguridad infantil y gracias también por respetar y valorar nuestro trabajo citando la fuente, porque eres buena gente y no solo porque lo dice la ley.

© Equipo segurbaby.com

 

 

 

rejas-para-ventanas
rejas-de-seguridad-infantil
630 954 031
Contáctanos

Contactar

Ayuda

Blog
Preguntas frecuentes